¿Quieres colaborar con nosotros compartiendo tus conocimientos? puedes hacerlo en
Almeriapedia - Cadizpedia - Cordobapedia - Granadapedia - Huelvapedia - Jaenpedia - Malagapedia - Sevillapedia

Gestor cultural

De Wikanda
Saltar a: navegación, buscar

Contenido

Definición

Se entiende por gestor cultural aquel profesional que motivado por la inquietud y el interés en la cultura, e independientemente del área de conocimiento de su formación académica, opta por dedicarse a promover, incentivar, diseñar y realizar proyectos culturales desde cualquier ámbito. Como su propio termino indica el gestor cultural es aquel que tiene que tomar decisiones entre un conjunto de recursos, posibilidades, técnicas e instrumentos que se ponen a disposición de un objetivo final vinculado éste al desarrollo de su comunidad desde una óptica sociocultural. Se trata de una profesión relativamente joven en España y en Andalucía que ha ido profesionalizándose desde el final de la dictadura franquista. Los profesionales que han realizado gestión cultural son de distintos tipos curriculares como educadores, animadores, artistas, trabajadores sociales, etc. Sus acciones han pasado de estar exentas de programas de revisión de objetivos y resultados a una paulatina búsqueda de eficacia y eficiencia en la metodología del trabajo que ha promovido una constante oferta formativa en pos del reciclaje continuo del gestor y una continua revisión interna de los cometidos del gestor llevada a cabo por los mismo profesionales mediante organizaciones encaragadas de analizar el sector, como es el caso de Geca en Andalucía.


Entre las funciones del gestor cultural están

- Establecer estrategias de desarrollo de la organización.

- Combinar con eficacia los recursos disponibles tanto humanos, materiales como financieros.

- Aprovechar las oportunidades del entorno.

- Relacionarse bien con el exterior.

- Adaptarse a las características del contexto socieconómico.

Podría definirse al gestor cultural como el especialista encargado de dar forma a los contenidos culturales. Para ello debe integrar funciones diversas relacionadas con la gestión administrativa, económica, formativa, comunicativa y artística e intermediar entre los diferentes agentes locales que interactúan en lo cultural.

Su perfil no tiene por qué corresponderse con el de un profesional formado en el ámbito técnico artístico o en el de gestión propiamente dicha, si no más bien debe estar capacitado para aprehender los diversos procesos culturales que suelen ser complejos y muy diversos. El gestor cultural puede desarrollar su actividad profesional en muy diversas áreas, tanto públicas como privadas; con fines lucrativos como no lucrativos. Los gestores culturales utilizan las mismas técnicas de gestión que cualquier otro profesional con responsabilidad sobre la administración de recursos con unos objetivos determinados. Sin embargo, la aplicación de la gestión a la cultura tiene unas especificidades que permiten hablar de gestión cultural.

Estas características son:

El alto grado de intervención del sector público en cultura con el objetivo de garantizar la accesibilidad de la población.

Las diferencias en el tamaño de las organizaciones culturales.

La influencia del profesional sobre la creación del bien o servicio cultural.

Desde la perspectiva de lo público, el gestor cultural forma equipos de trabajo con políticos, representantes culturales de entidades y artistas de la localidad para el desarrollo del diálogo y la resolución de limitaciones y diferencias culturales existentes en el territorio. Es un intermediario entre los políticos y la sociedad, contando para ello con los agentes culturales de su entorno. Su trabajo debe estar dirigido a distintos segmentos de la población lo que requiere un estudio detallado del territorio en donde interactúa el profesional. El gestor cultural trabaja en el diseño, la planificación, programación, ejecución y posterior evaluación de programas culturales. En el ámbito empresarial también ha ido creciendo paulatinamente la demanda de profesionales de la cultura que gestionen adecuadamente actividades culturales generadas o patrocinadas por la entidad. En este sentido, el gestor cultural debe tener una formación humanística, inquietud por las nuevas tendencias artísticas y formación empresarial, principalmente en las áreas de publicidad y comunicación para verter en la sociedad las actividades culturales generadas desde el ámbito privado.

Entre las competencias del gestor cultural se encuentran

-Situar la acción profesional en el marco de su territorio con perspectiva de influencia global.

-Diagnosticar y recopilar información de modelos que permitan la acción profesional.

-Intermediar entre diferentes agentes relacionados con su campo profesional.

-Transferir información, conocimientos y sistemas de trabajo.

-Innovar en el sector cultural.

Se pueden diferenciar tres tipos de gestores culturales:

1. El Creativo:

Es aquel que suele solucionar problemas complejos asociando ideas, personas y recursos materiales para que respondan a demandas éticas y estéticas. Suele ser un profesional que favorece los encuentros entre las personas.

2. El Ingeniero:

Planifica a partir de las ideas. Define la misión de trabajo y no suele improvisar. Tiene al equilibrio entre los recursos económicos y las aspiraciones culturales o estéticas. Es el gestor que relaciona las partes del trabajo con el objetivo diseñado.

3. El comunicador:

Amplía conocimientos y promueve el intercambio para que surjan nuevas iniciativas. Utiliza medios que realcen el contenido con calidad y equilibrio ético, económico y estético.

Bibliografía y enlaces recomendados

GECA

II Master en Gestión y Producción Cultural. Universidad de Sevilla y Universidad de Granada.

Portal Iberoamericano de Gestión Cultural

Clarin

¿Qué gestionamos?

Hapaxmedia, gestión cultural y nuevas tecnologías.

Cultunet

Revista g+c. Revista internacional de gestión cultural

Principales editores del artículo

Valora este artículo

  • Actualmente2.90/5

2.9/5 (10 votos)