"I Concurso Wikanda: Misterios, Enigmas y Leyendas de Andalucía"

Emilio Ballesteros

De Wikanda
Saltar a: navegación, buscar

EMILIO BALLESTEROS ALMAZÁN : 26-11-56; Albolote (Granada). Poeta, narrador, ensayista y dramaturgo, ha recibido premios en distintos géneros; de y sobre su obra se ha escrito en revistas y publicaciones de España, México, Cuba, Perú, Argentina, Uruguay, Chile, Colombia, EEUU, Puerto Rico, Rep. Dominicana, Ecuador, Nicaragua, Francia, Italia, Alemania, Kuwait, Siria, Yemen y Marruecos. Incluido en antologías publicadas, además de en la propia España, en Alemania, Chile, Colombia, México, Cuba o Argentina. Traducido al italiano, árabe, francés, alemán y portugués. Premios conseguidos en : Teatro: Madrid y Alcázar de San Juán; Poesía: Diputación de Guadalajara, Ayuntamientos de Peligros, Maracena, Armilla, Pinos Puente, "Huerta de San Vicente" y "Poesía al Aire Libre" de Granada; Ensayo: Premio Otoño de libros, Málaga; Narrativa: Olula del Río (Almería); Premio Andalucía para programas culturales de TV por el programa Cada loco con su tema, emitido en TV Albolote. Dirige la revista literaria: Alhucema. OBRAS PUBLICADAS:  NARRATIVA: El sitio en que acaban todas las tierras (1990), El negro (1998), Aynadamar(La Fuente de las Lágrimas) (3 Ediciones: 2001, 2002 y 2008), El otro lado; en Antología de relatos en Diario Ideal (2002), La baraka (2005), El lobezno y el lobo; en GRANADA 1936 relatos de la guerra civil; Colección El Defensor de Granada (2006).  POESÍA: Padre Sol y Hermana Luna (1982), El Arca Mágica del Loco Perales (1986), Inefables Sierpes (1990), Réquiem (1992), Ojos de Corazón y Fuego (1995), Por Cuba (1996), La luz en las flores (1999), Trinos (2000), Trece (2000), Trípticos (2003), Trilogía del silencio (2004), Layla y Machnún, el Amor Verdadero (en coautoría y firmado con el heterónimo Yahya Nurul Hudá) (2006), Herido, muerto de amor (2006), Mi nombre es Nadie (2007).  TEATRO: El kiosco ´e Benito (1983), Las estrellas no tienen puntas (1992) , El cruce trágico (2000), La eternidad y el vampiro (2007),  ENSAYO: 21 Etapas de un Viaje en Espiral (1981), Ojén, cal y jazmín bajo la media luna (1984), Evocaciones de Albolote (1994), El Mago (2005). De su obra, autores como el chileno Ulises Varsovia, el peruano José Pablo Quevedo o los españoles Fernando de Villena, Remedios Sánchez, Dionisio Pérez Venegas, José Rienda o Antonio Mejías han destacado sus aspectos innovadores en poesía con el uso del verso de trece sílabas y la creación de la estrofa de trece versos de trece sílabas (doce versos y uno final suelto que remata), con ritmos cíclicos de pie ternario o en las sílabas 4ª, 8ª y 12ª y que ha sido utilizada con posterioridad por poetas de Granada y Barcelona, alguno de los cuales la denominó Ballestero, así como la creación de unos juegos de fichas permutables que permiten la creación de poemas distintos con los versos de las fichas, según se combinen o el uso de versículos de métrica libre pero que conservan siempre un ritmo de pie ternario semejante al de los hexámetros clásicos, la creación de un poema circular ( El círculo mágico ) que puede leerse en direcciones opuestas o la inclusión de criptogramas entre las sílabas de los versos, que se descifran con códigos numéricos determinados, tanto en El círculo mágico como en algunos sonetos de su libro “Ojos de corazón y fuego”. Críticos como Francisco Morales Lomas o José Domínguez Hoyos han destacado los aspectos espirituales de su obra, frente al espíritu nihilista imperante en la cultura occidental desde los siglos XVIII y XIX. Dionisio Pérez dice de él: Una concepción de la vida interior que se sustenta en la contemplación de su propio curso y necesita su expresión como canto en el que se otorga al amor el papel de llave maestra de toda indagación espiritual, vía de conocimiento superior que desea como fin último la unión con la amada. José Pablo Quevedo observa: en el tiempo subjetivo de Emilio Ballesteros, adherido a pares singulares o plurales en estado existencial, en referencia de los hombres en su totalidad, Nadie / Todos, no son antónimos en la disposición del discurso, en donde el tiempo mismo se mide desde coordenadas subjetivas. Carlos Benítez Villodres, dice hablando del último poemario publicado de Emilio Ballesteros: el denso contenido de “Mi nombre es nadie” se basa también en las relaciones entre la física cuántica, la cosmología y la espiritualidad o misticismo oriental.


Para más información, visite Andalupedia

http://www.andalupedia.es/p_termino_detalle.php?id_ter=1783

Principales editores del artículo

Valora este artículo

3.3/5 (3 votos)