"I Concurso Wikanda: Misterios, Enigmas y Leyendas de Andalucía"

Francisco Natera Natera

De Wikanda
Saltar a: navegación, buscar

Nacido en Córdoba en 1927 en el seno de una familia de la burguesía cordobesa. Tras estudiar bachillerato en régimen de internado en el Colegio de San Estanislao de Kostka, en Málaga, ingresó en el noviciado de la Compañía de Jesús en el Puerto de Santa María y estudió Humanidades en Córdoba, Salamanca, Granada y en la Facultad de Filosofía S. J. en Madrid.

Recibió las órdenes mayores en julio de 1958 en la Capilla de la Facultad de Teología de Granada donde fue destinado tras ejercer la docencia en el mismo colegio malagueño donde hizo el bachillerato. El trabajo como presbítero lo desarrolla principalmente en Granada, Murcia, Úbeda, Fontilles, Sevilla y Huelva. Vive dos años de exclaustración y a comienzos de 1967, recibe del Vaticano su “reducción al estado laical” y contrae matrimonio.

A través de sus escritos y de toda clase de intervenciones públicas tomó partido por el cambio de estructuras de la sociedad, adoptando siempre una actitud de sincera y vital solidaridad con el mundo de los marginados y oprimidos. Personalmente vivía en estricta y radical sobriedad. A finales de 1970, con ocasión del turbulento consejo de guerra de Burgos fue detenido y sancionado, junto a otros miembros de los grupos cristianos de Córdoba.

En 1976 publicó “Mi fe no es una droga”, notas autobiográficas de un creyente (según definía él mismo) comprometido como discípulo de Jesús de Nazaret y que apostaba por querer vivir como aquel Galileo que fue crucificado. “Dios es Amor o no es nada. Lo definitivo no es la fe en lo Absoluto sino el amor” dice en el prólogo de esta original obra dedicada a su entrañable amigo el famoso Padre Llanos.

Su inquietud y total compromiso con la sociedad lo impulsó a indagar y concebir el sistema que propiciara poner al servicio de los más débiles los rendimientos de la herencia familiar, base sobre la cual tras su muerte en accidente de tráfico junto a su esposa el 18 de febrero de 1978, surge la creación de la Fundación Paco Natera.

Principales editores del artículo

Valora este artículo

2.3/5 (9 votos)