"I Concurso Wikanda: Misterios, Enigmas y Leyendas de Andalucía"

Hermandad de la Macarena (Sorbas)

De Wikanda
Saltar a: navegación, buscar
Imagen titular de la hermandad

La imagen de la Macarena

La historia de la imagen de Nuestra Señora de la Esperanza Macarena comienza con la historia de una niña que enferma: Ángeles Pérez. Corría el año 1947, otoño en Sorbas, Angelita, hija de Miguel Pérez Roca y Rosa Pérez Salvador, cae enferma. En principio no le dan importancia pero la niña empeora y le diagnostican pleuritis. Era tal la gravedad que posiblemente moriría en breve. Pero Miguel Pérez, su padre, profundamente devoto de Jesús Nazareno, con fe y esperanza encomienda al santo la vida de su hija...ofreciendo la imagen de una Virgen para acompañar al Nazareno en el desfile procesional, si la niña se salvaba. Los médicos escépticos acceden a operar y después de meses de convalecencia Angelita se recuperó, salvó la vida y su padre cumplió su promesa.

Miguel Pérez escogió la foto de la Virgen Macarena de Sevilla y la mandó hacer a un taller de Barcelona, concretamente en la Escuela-taller de los Padres Salesianos, corría el año 1948. Se trata de una imagen para vestir tallada en madera que representa una dolorosa policromada a mano.

En la década de 1980 - 1999 la imagen presentaba una policromía muy deteriorada por el paso de los años y es restaurada en su totalidad en el taller de Miguel Arjona en Córdoba.

En agosto del año 1994 fue coronada canónigamente en una ceremonia celebrada en la ermita de San Roquillo, sita en el barrio de las alfarerías, ya que la Iglesia de Santa María estaba en obras.

En el año 2000 se volvió a restaurar la imagen. En esta ocasión en Sevilla, en los talleres de Miguel Bejarano Moreno, donde se ha restaurado la talla muy deteriorada por la carcoma, así como la policromía de la imagen muy oscurecida por el humo de las velas.


Fundación de la hermandad

Durante varios años la Virgen permaneció en el templo y se la procesionaba en Semana Santa, hasta la reestructuración de la Iglesia; vinieron años de cambios y remodelaciones y con la nueva distribución del templo, Nuestra Señora de la Esperanza Macarena fue una de las tallas que tuvieron que llevarse fuera de la Iglesia.

En el año 1991 un reducido número de personas apuestan por un proyecto: regresar la imagen a la Iglesia y que procesione en Semana Santa.

Se empieza a estudiar la forma de conseguirlo. Juan Gabriel Rosales que se interesa por conocer la imagen. Fue el punto de partida, orientándoles en los pasos a seguir.

Se confeccionaron las vestiduras de la imagen. Se determinó que las túnicas de los penitentes serían color crema con capa, antifaz y cordón verde con guantes blancos, llevando bordado en la parte delantera del antifaz el escudo de la hermandad. Se diseñó el escudo de la hermandad, formado por un Ave María, un ancla y el Santo Rosario.

El trono en el que procesiona es una talla de madera recubierta en pan de oro, consta de 6 varales llevados por horquilleros... con brazos de faroles de tulipas de fino cristal en las cuatro esquinas.

Para la procesión también hubo de confeccionar un Sin Pecado, una Bandera y faldillas para el paso.

Y así en la Semana Santa de 1992 Nuestra Señora de la Esperanza Macarena vuelve a procesionar por las calles de Sorbas.

La salida de la imagen en procesión creó gran expectación en el pueblo por lo novedoso del paso que fue arreglado de acuerdo con las tendencias sevillanas del momento: velamen con cera, jarras de alpaca plateada con piñas de claveles blancos, esquinas de gladiolos blancos y la virgen desfilando sobre el paso en peana, con pollero y manto de procesión en terciopelo verde.

Se ha constituido una banda de tambores para acompañar al paso con igual indumentaria que los horquilleros, llevando banderín de la banda bordado en recorte.


Imágenes con las que procesiona

Túnicas

Los penitentes visten túnicas de color crema con capa, antifaz y cordón verde con guantes blancos, llevando bordado en la parte delantera del antifaz el escudo de la hermandad: un Ave María, un ancla y el Santo Rosario.

Enlaces externos

Principales editores del artículo

Valora este artículo

2.7/5 (7 votos)