"I Concurso Wikanda: Misterios, Enigmas y Leyendas de Andalucía"

El gallo de Morón

De Wikanda
Saltar a: navegación, buscar
"Como el Gallo de Morón, sin plumas y cacareando."
"El Gallo de Morón", sin plumas y cacareando, en Morón de la Frontera, Sevilla.

El Gallo de Morón es el protagonista de una antigua leyenda andaluza acaecida en Morón de la Frontera, en la actual provincia de Sevilla[1]. En la misma población hay una placa que recuerda la historia:

-Allá por el año 1500 se dividieron en dos bandos los vecinos, se enardecieron los ánimos y libraron verdaderas batallas. La Cancillería de Granada envió un juez con fama de matón, para poner orden, que repetía siempre "donde canta este gallo no canta otro". Los moronenses cansados de sus bravatas se pusieron de acuerdo y después de dejarlo completamente desnudo lo apalearon; por dicho motivo nació el popular refrán: "Te vas a quedar como el gallo de Morón, sin plumas y cacareando en la mejor ocasión​"-[2]

La leyenda ha sido utilizada en numerosas canciones de flamenco, y es un dicho muy popular entre las gentes de Andalucía.


Dos versiones del origen de la expresión

Se trata de una historia que parte del siglo XVI y de la que se cuentan dos versiones.

Monumento al Gallo de Morón.
  • Por una lado, hay quienes dicen que tan peculiar gallo era un recaudador de impuestos que llegó a esta localidad procedente de Granada. El recaudador no fue bien acogido en el pueblo, tanto por su difícil misión como porque poseía un cierto aire de “matón” y unas maneras pocos correctas. De ahí el sobrenombre del “Gallo de Morón”, según esta versión. Cuando los lugareños no pudieron soportar más sus desplantes, le propinaron una somanta de palos y "acebuchazos" como despedida. De esta leyenda queda la copla popular: “Anda que te vas quedando como el gallo de Morón, sin plumas y cacareando en la mejor ocasión”.
  • La otra variante de la historia es similar, aunque cuenta que el “Gallo” era un juez que llegó a Morón para poner paz entre los bandos que se crearon en el pueblo cuando, a fines del siglo XVI, se constituyó el Cabildo.[3] Había graves problemas a la hora de nombrar a las autoridades locales, pues surgían fuertes enfrentamientos entre las familias más influyentes de la localidad. Las rivalidades llegaron a alterar la tranquilidad de los pueblos aledaños a Morón, por lo que la Chancillería de Granada envió una especie de corregidor para que analizase sobre el terreno la situación y, si fuera posible, intentase encauzarla. El representante de la Chancillería intentó recuperar la autoridad con jactancia, diciendo que en aquel corral no había más gallo que él; dicha actitud provocó las iras de todos los habitantes del pueblo, que unidos en esta ocasión, decidieron vengarse preparando una trampa al gallo: lo colocaron en el camino de Granada hacia donde huyó cacareando, insultando a sus agresores después de desnudarlo y robarlo.[4]

Estudio sobre la leyenda

  • El estudio más serio, confirma que todo sucedió en 1527 y que el famoso gallo sería el doctor Juan Esquivel. Según la versión más aceptada, entonces Morón estaba gobernada por dos ayuntamientos: uno más relacionado con la nobleza y otro regentado por el pueblo llano. Evidentemente, la diferencia de clases hacía imposible la convivencia en la localidad: cada uno tenía sus propios concejales, estaban en la misma cámara del ayuntamiento y las trifulcas eran terribles. Solo un milagro podría ponerlos de acuerdo, y este llegó en forma de recaudador que terminó desnudo del poder que traía de Granada, apaleado de palabra, pero no le dieron ninguna paliza, según la opinión del cronista local Juan José García López. En ese sentido, muchas de las versiones se alejan de lo que pudo haber sucedido de verdad. «No consta que dijese jamás nada de que donde él estuviese nadie iba a alzar el gallo, aunque sí era altanero», según el cronista local. «Llegó incluso a ahorcar a la gente en la Plaza de la Carrera. La gente se hartó y lo echaron de Morón. Entonces alguien tuvo la idea de mezclar lo del gallo y, basado en esa simpleza, se constituye el gallo de Morón».[5]


El patrimonio de una leyenda

En Morón (Cuba) hay una estatua del gallo de Morón, refiriéndose al Morón de Andalucía.
Monumentos del Gallo en Morón de la Frontera

Morón de la Frontera

El municipio de Morón de la Frontera cuenta con dos esculturas del gallo que recuerdan a sus ciudadanos y visitantes la famosa leyenda:

  • Una es la escultura del gallo situada en el Paseo del gallo, levantado a principios del siglo XX (1916), a iniciativa de don Jerónimo Villalón-Daóiz y Pérez de Vera; la escultura es de bronce y su peso es de 98 kilos.
  • La otra réplica del gallo de Morón situada en 1999 en el cruce de cuatro caminos del Paseo de la Alameda está hecha de acero inoxidable y su peso es de una tonelada.


Resto del mundo

  • En Morón (Cuba) hay una estatua del gallo de Morón, refiriéndose al Morón de Andalucía. Se trata de un monumento de bronce, situado a la entrada de la ciudad, elaborado por el artista Armando Alonso Alonso con la colaboración de Rita Longa en 1982. Se supone que desde el siglo XVIII la tradición del Gallo se trasladó a este otro Morón, por llevar este el mismo nombre del pueblo donde se desarrollaron los acontecimientos referidos, y existir en este territorio un fuerte núcleo poblacional de origen español. Es cierto que desde las primeras generaciones de moronenses, el gallo se convirtió en un símbolo de esta localidad, aunque la tradición evolucionó porque este fue concebido siempre como un gallo con plumas, diferenciándose así de su abuelo nostálgico de Andalucía. Hoy algunos quieren identificar este monumento con el símbolo de la insumisión revolucionaria y socialista cubana. [6]
    Gallo de Morón, partido de Morón en Buenos Aires (Argentina)
  • En el Partido de Morón de Buenos Aires (Argentina) existe otra estatua del gallo de Morón. La estatua del gallo soberbio y erguido, emplazada desde 1963 en una esquina de la Plaza San Martín, obra del escultor Amado Armas, evoca la imagen de un guardián, de un defensor y símbolo de la ciudad. A iniciativa del Dr. Adolfo Speratti, que había viajado a conocer la localidad de Morón de la Frontera en España, se conoció una antigua hitoria local del siglo XVI sobre un altanero cobrador de impuestos que se hacía llamar el gallo. La localidad adoptó la figura del gallo, aunque en este caso muestra orgulloso un bello plumaje.[7]

Simbología e influencias culturales

Simbología

  • La expresión "Como el Gallo de Morón, sin plumas y cacareando", o a veces abreviada simplemente:"como el gallo de Morón" alude al que conserva todo su orgullo e incluso actitud desafiante frente a los demás, después de haber sido vencido completamente en una disputa, negocio o discusión cualquiera, en la que realmente ya no le queda ningún recurso.[8]
  • Otra interpretación sería que la comparación «Como el gallo de Morón» funciona como una especie de adivinanza metafórica, cuya solución sin pluma y cacareando significa ‘sin nada y gritando’ referida a una persona. La imagen patética del gallo desplumado sugieren de forma expresiva la situación de desvalimiento, miseria e impotencia de quien ha perdido cuanto tenía de valor, y solo puede vociferar.[9]
Leyenda de "El Gallo de Morón"

Influencias culturales

  • La leyenda ha quedado como símbolo de que el pueblo unido puede contra toda injusticia e iniquidad. El Gallo de Morón de la Frontera, constituye el símbolo de la rebeldía de un pueblo que no se dejó vejar, es una advertencia a los que se ensañan con los desposeídos.
  • Dio motivo a que los cantadores andaluces perpetuaran el hecho en una simpática coplilla:
    "Anda que te vas quedando
    como el gallo de Morón
    sin plumas y cacareando
    en la mejor ocasión.
    "
  • En 1981, el cantautor granadino Carlos Cano publicó un disco denominado "El gallo de Morón", cargado de simbolismo.
  • Hay numerosas publicaciones literarias dedicadas a esta leyenda en las que se hace referencia a la misma, así como trabajos académicos que se acercan su historia e interpretación.
  • La localidad de Morón de la Frontera fomenta el conocimiento de esta leyenda mediante publicaciones, jornadas, actividades, etc.

Publicaciones en torno al Gallo de Morón

Artículos relacionados


Referencias

  1. El gallo de Morón en Wikipedia
  2. Blog salmorejo Historia del gallo de Morón
  3. Web del ayto. de Morón de la Frontera
  4. Abecedario de dichos y frases hechas. Guillermo Suazo Pascual. 1999.
  5. Artículo "El gallo de Morón era un doctor del siglo XVI" diario ABC, edición digital. Juan Luis Mármol. 26/02/2016.
  6. Historia de Morón (Cuba) en Wikipedia
  7. Síntesis histórica del Partido de Morón. Instituto y Archivo Histórico Municipal de Morón. Municipio de Morón. Secretaría de Políticas Socio-sanitarias y Abordajes Integrales. Dirección de Cultura.
  8. Web etimologias.dechile.net
  9. Origen de la comparación «Como el gallo de Morón, sin pluma y cacareando», Joaquín PASCUAL BAREA, Universidad de Cádiz. 2016. Centro Virtual Cervantes.

Principales editores del artículo

Valora este artículo

0.0/5 (0 votos)