"I Concurso Wikanda: Misterios, Enigmas y Leyendas de Andalucía"

Arbuniel

De Wikanda
Saltar a: navegación, buscar

Arbuniel es una localidad pedánea, localizada en el municipio de Cambil en la provincia de Jaén, Andalucía (España). Se encuentra integrada en el macizo montañoso de Sierra Mágina y limita al sur con la provincia de Granada.

Historia

Los primeros datos de la existencia de Arbuniel aparecen en el periodo eneolítico (III-II milenio a.n.e). cerca del nacimiento del río Arbuniel, se han hallado hachas de piedra pulimentadas, cuchillos de sílex y puntas de flecha de bronce.

Durante las invasiones germánicas se redujo sus habitantes. Con la colonización árabe cuando Arbuniel consiguió de nuevo una época de esplendor, se convertiría en Al-Buniyul y se descubren las aguas termales del río Arbuniel.

Las tierras de Arbuniel quedan unidas a Cambil y a la ciudad de Jaén cuando Cambil y Alhabar son conquistados por los Reyes Católicos, y a partir de 1558 adscritas a Cambil tras la independencia jurídica de esta última respecto a Jaén, y fracasaron los planes de repoblamento.

En 1787, publica Bernardo Espinalt y García el Atlante Español, una descripción geográfica del reino en el que dice:

Nacen en su término, Cambil, los dos mencionados ríos, juntamente con otro que llaman Albuniel, sobre el qual hay cinco Molinos, uno de ellos de papel de estraza,... hay también en este término, en el sitio que llaman Arbuniel, veinte Cortijos donde habitan sus moradores de continuo, y todos los días de fiesta va un Capellán de estas Villas á decir Misa en una Ermita que tiene con título de Nuestra Señora de Albuniel... Según varios sepulcros, y cimientos que se han hallado y se hallan en el sitio de Albuniel, denota que fueron estas dos villas (Cambil y Alhabar) en lo antiguo, Pueblos de grande extensión; pero no consta su antigüedad y sólo se sabe que en la entrada de los Moros fueron destruidas, y luego reedificadas, pobladas y cercadas por ellos mismos"


También por esta época, Tomás López publica en su diccionario el siguiente texto:

Ya en la parte de mediodía, tiene esta villa de Cambil otro término que llaman Albuniel, distante de esta villa poco más de media legua, en el que tiene más de 30 cortijos con sus vecinos, y una ermita en la que se les va a decir misa todos los días festivos. Y de esta, mi parroquial, se les administran los Santos Sacramentos. Y en dicho término de Albuniel, nace otro río llamado por su término, río de Albuniel, muy abundante. Y aún hay tradición hubo en lo antiguo en dicho término de Albuniel, una población grande o ciudad, pues he visto en él distintas lápidas con tres inscripciones que no he podido entender, y muchos sepulcros de piedra muy bien labrados.

A mediados del siglo XIX cuando aparecen referencias a Arbuniel y más precisas. Así, el diccionario de Madoz[1] dice de Arbuniel:

Albuniel: arroyo que nace al pie N. del cerro llamado Torre Gallarín, en la prov. de Jaén, pat. jud. de Huelma, térm. jurisd. de la v. de Cambil; entra a dis. de unas 1500 varas en el barranco de los Batanes, y tomando la dirección de E a O, corre el espacio de una leg. Hasta reunirse con el r. procedente de Cambil (V). Da impulso por distintas acequias, sin necesidad de presas á cinco molinos harineros que reúnen 14 piedras, y otros 5 de aceite; y riega un pago de olivar de 9500 pies, donde también hay algunas viñas, otros pedazos de tierra sin plantío de 440 fan. Y varias huertas. El agua es de muy mala calidad, algo templada, en términos que no pueden usarla para beber los hab. De las muchas casas de campo que se encuentran en aquel corto recinto, y al pasar por las acequias y por la superficie de las tierras, deja en ellas una clase de estuco que parece piedra, en tal abundancia, que en la limpia de cauces que se hace anualmente en los primeros días de septiembre, es preciso picarlo en algunos puntos, para evitar que se obstruyan los acueductos: sin embargo, es tal la claridad del agua, que en ella nada se nota.

En 1893 se inicia la nueva demarcación de su parroquia y se crea por los vecinos el nuevo cementerio, y en 1895 el cura Don Manuel Izquierdo bendice la nueva iglesia. También en la segunda mitad del siglo XIX sus aguas termales alcanzan fama


Demografía

Desde pricipios del siglo XX hasta su mediado el número de habitantes aumenta considerablemente, alcanzando su máximo apogeo, y a partir de esa fecha comienza a descender, siendo el crecimiento del pueblo negativo.

Gastronomía

Además del aceite de oliva, típico en la cocina jiennense, la cocina de Arbuniel es muy variada gracias a poseer productos autóctonos y a la influencia árabe, esta influencia se ha dejado notar sobre todo en el ámbito de la repostería. La cocina de este pueblo se ha visto beneficiada por su situación, con abundancia de agua lo que le ha aportado gran variedad de frutales y hortalizas.

Son importantes también en su dieta los productos de la caza, pesca de cangrejos y truchas de los ríos, productos silvestres de las sierras circundantes, hortalizas, el cerdo y sus variados productos elaborados en la matanza (chorizo, morcilla, butifarra,) a partir del mes de noviembre en cuanto aparecen las primeras heladas del invierno, la abundancia de rebaños y fabricación artesanal de queso.

Geografía

Arbuniel esta situado en Sierra Mágina, y en la comarca del mismo nombre. Se encuantra a 60 kilómetros de Granada, 40 de Jaén y a 170 de la costa del sol. El núcleo urbano se sitúa en un valle donde nace río Arbuniel, conocido como El Nacimiento del Agua, que situado a las afueras del pueblo es uno de los lugares más importantes de la comarca

Lo más importante de ésta pequeña localidad, es el nacimiento del Río Arbuniel, denominado "El Nacimiento del Agua", al parecer uno de los más importantes de la comarca de Sierra Mágina.

Este río nace en las faldas del monte llamado Torre de Gallarín, el curso del río está canalizado en multitud de acequias que dan riqueza a las tierras del municipio y riega muchas hectáreas de tierra y daba impulso a cinco molinos de harina. También son famosos los cangrejos que habitan en su cauce gracias a la gran cantidad de cal de sus aguas y las abundantes truchas.


Economía

La actividad económica más importante del municipio es el cultivo de los olivos para la producción de aceite de oliva, que producen en la cooperativa Nuestra Señora del Rosario, sita en el mismo pueblo.

Últimamente también se está apostando por el turismo rural, prueba de ello es la apertura del Hotel Rural las Aguas de Arbuniel, un edificio de principios del siglo XX restaurado.

Antigua casona "La Casería de Suca" construida a primeros del siglo XX y restaurada. Se ha convertido en pequeño hotel con 11 habitaciones dobles, amplias y confortables y con una decoración exquisita. Todas las habitaciones son exteriores con vistas al espectacular jardín formado y al monte Almadén, en el corazón de Sierra Mágina.

Leyendas

Gallarín y el tesoro del rey Almanzor

Entre Noalejo y Arbuniel, se encuentra el cortijo de la torre, situándose encima el cerro de la Atalaya, nombrado así por una edificación árabe que allí había. El cortijo estaba en manos de un musulmán llamado Gallarín, que mandó construir en los cerros torres de vigilancia.

Contaba Gallarín con la amistad y confianza del rey Almanzor, que con frecuencia visitaba a su amigo en su escondido rincón de Sierra Mágina. En una de ellas. Almanzor, en un gesto premonitorio de su trágico final en Calatañazor, le propuso esconder en algún lugar secreto de su vasta propiedad todos los tesoros que había acumulado durante su vida. Los súbditos de Gallarín construyeron un foso para el tesoro, un complejo sistema para colocar todas las riquezas.

En el testamento de Almanzor se lee lo siguiente:

A cinco leguas de Jaén, sitio de la Torre, señas más principales: loma de Cabras y el castillo derribado en la atalaya que divisa siete torreones. El terreno que allí existe tiene dedos y yemas y rayas en las piedras. Un árbol negro con un tronco muy grueso y unos endrinos. Tres mogotes de piedra hechos de la mano del hombre, uno enfrente de Coloma y los otros dos al hilo del éste. De uno de ellos baja un carril desmochado de piedras, cuando acaba, a tres metros en dirección al sol saliente, una piedra igual de ancha que de larga tapa un agujero y a continuación un pasillo ancho y largo, no hagas caso de cuanto veas y oigas, sigue adelante hasta que veas el final dos poyos grandes. Durante años el tesoro se ha buscado pero sin éxito.

Referencias

  1. Pascual Madoz, Diccionario geográfico-estadístico-histórico de España y sus posesiones de Ultramar


Este artículo incorpora material de una entrada de Wikipedia, publicada en castellano bajo la licencia GFDL.


Enlaces externos


Para más información, visite Andalupedia

http://www.andalupedia.es/p_termino_detalle.php?id_ter=1024

Principales editores del artículo

Hay 2 otros contribuyentes a esta página.

Valora este artículo

3.1/5 (7 votos)